Cómo ganar la batalla contra la obesidad

El 50% de las personas de entre 30 y 40 años sufre de sobrepeso. La proporción aumenta en los que pasaron las cuatro décadas.

Investigadores determinaron que la herencia genética, el tamaño de las porciones que se ingieren, la calidad de la comida y el sedentarismo, entre otros factores, contribuyen a generar obesidad.

Los genes pueden ser responsables en un 70%, del peso. Si uno de los padres está excedido de peso, las oportunidades de sufrir de obesidad son más altas (y más todavía si ambos padres lo son).

Aunque, asimismo, detallaron que si bien la composición genética puede influir en la tendencia a la gordura o la delgadez, no hereda un peso exacto, sino un rango de posibilidades.

Una vez dentro de ese espectro, las diferencias se basarán en la rutina alimentaria y ejercicios físicos. Además, aunque una persona tenga alguna similitud de peso con su padre, debe saber que los genes de apariencia y peso están separados. Por lo que, puede ocurrir que tenga la cara de la madre (que es obesa) pero haya heredado el peso de su padre que es delgado, o viceversa.

Por otra parte, un reciente estudio reveló que sólo una de cada cinco mujeres hace dieta de la manera correcta: rebajando calorías e incrementando el ejercicio.

El 40% de las dietas de las mujeres, sólo se enfocan en la disminución de la grasa. Ése es un error: el cuerpo considera todas las calorías de la misma manera, si vienen de los hidratos de carbono, proteínas, o grasas, es lo mismo.

Porciones a medida

Los tamaños de las porciones son otro punto a tener en cuenta. No es necesario medir las porciones, sino simplemente acostumbrarse a calcularlas con la palma y los dedos de la mano: una porción del tamaño de la palma, representa aproximadamente 80 gramos de carne o pescado; una del tamaño de su dedo pulgar representa 30 gramos de queso; una del tamaño de la punta de su dedo pulgar, representa una cucharadita de mantequilla o mayonesa. Una porción del tamaño de la yema de los dedos, representa media cucharadita.

Además: una mano en forma de tazón, llena aproximadamente 2 cucharadas de líquido y un puño representa el tamaño de una taza.

Es importante, si el objetivo es mantener el peso, continuar con la dieta que lo llevó al éxito. De lo contrario, se recuperarán los kilos de antes.

La importancia del ejercicio

Una de cada tres mujeres que intentan perder peso, hace ejercicios durante 150 minutos por semana, el nivel mínimo de actividad física recomendado.

El tiempo que se trabaja sentado, mira televisión o maneja debe ser tenido en cuenta a los fines de la dieta.

La computadora, la televisión y el control remoto de la puerta del garaje, ayudan a ahorrar tiempo, pero con cada ahorro, colaboran con la quema de menos calorías.

Hay que moverse y estar activo, por lo menos, entre 150 a 200 minutos. Las nuevas recomendaciones hablan de 30 minutos de actividad diaria, en períodos intermitentes de 10 a 20 minutos.

Se recomienda caminar, hacer actividades como lavar el automóvil o barrer.

Terminantemente prohibido

• Comer de los platos de los niños
• “Picotear” mientras cocina
• Competir con el marido mordisco a mordisco (en promedio, los hombres queman 25% más de calorías que las mujeres. A menos que usted sea significativamente más activa que su esposo, si usted come tanto como él, seguramente engordará unos kilos).
• Visitar la heladera antes de ir a dormir
Comer por ansiedad (cuando está frustrado, cansado, aburrido, estresado)

Fuente: www.infobae.com

Articulos de prensa Consejos Herbodietéticos Nutrición y Alimentación

Conozca nuestros Productos de HERBALIFE pinchando aquí


herbalife, herbalife internacional, productos herbalife, herbalife españa, herbalife espana, oportunidad de negocio herbalife, estilo de vida herbalife, herramientas herbalife, entrenamientos corporartivos herbalife